Hoy como ayer

 Nuestra producción de peladillas todavía se realiza, como en el pasado, en ollas denominadas “bassine”, en cuyo interior almendras, avellanas o cualquier otro núcleo rota hasta que se rodea de azúcar. El término “bassina” tiene origen en la antigüedad, cuando aún no había corriente eléctrica y las peladillas se preparaban en ollas muy anchas y bajas colgadas del techo con cuerdas y que se columpian a mano.

Las almendras, preparadas según la receta tradicional y secreta de la familia, se sumergen en un almíbar de azúcar y luego se colocan dentro de estas ollas.

En consecuencia de la rotación, el azúcar se distribuye uniformemente envolviendo las almendras. Al mismo tiempo, un chorro de aire caliente seca el azúcar a través la evaporación del exceso de agua. De esta manera se forma la primera capa – fina y dulce – de la almendra. Esta operación se repite hasta que se obtenga el espesor predeterminado, fundamental para la calidad del producto.

 

 

                             Creamos peladillas, no las producimos.

Peladillas de alta calidad cuya capa de azúcar es muy fina para no tapar el delicado sabor de la almendra, dejando intacta su suavidad.

La búsqueda de la perfección nos llevó a elegir exclusivamente almendras de Avola, un pueblo del sureste de Sicilia donde se produce una variedad – llamada “Pizzuta di Avola” – única en el mundo por su forma y sabor.

                            Todo hecho a mano como entonces.

¿La razón? El cariño, el cuidado y la pasión de nuestros colaboradores no puede ser replicado por maquinas. Por supuesto, este es un trabajo donde la pasión es ingrediente fundamental para lograr la excelente calidad que, día a día, tratamos de asegurar a nuestros clientes.

Puedes encontrar nuestros productos en la mayor parte de Europa, en EE.UU., Canadá, Brasil, Australia, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Kuwait donde contamos con una extensa red de minoristas monomarca y multimarca. De recién inauguramos nuestra tienda en Dubai en el Nakheel Mall, un prestigioso centro comercial ubicado en el centro de Palm Jumeirah, donde es posible encontrar marcas internacionales del mundo de la restauración y la gastronomía. A pesar de todo, preferimos seguir siendo “pequeños”, respetando los principios y el mismo espíritu que nos caracteriza desde el comienzo.

 

                              Las personas en el centro de todo. Siempre.

Para nosotros, el valor más importante está en las relaciones que logramos crear con nuestros clientes.

Solo de esta manera, de hecho, podemos estar seguros de poder satisfacer plenamente las expectativas de todos los que forman parte de nuestro mundo, ya sean empleados, clientes o, simplemente, compatriotas.

La unión desde siempre es nuestro secreto; lo que nos distingue de las realidades más comerciales: conocernos, potenciar fortalezas y hacer de los defectos una base de mejora.

Es decir, ser una familia para dirigir un negocio familiar.

 

Carrito de compra